Sentencia contra talleres Citroën Automóviles Insulares

Contundente sentencia contra talleres Citroën en Tenerife

El colmo de la caradura tras una mala reparación: Pretender cobrar pupilaje. Ejemplar sentencia contra talleres Citroën en Tenerife (Automóviles Insulares)

Sentencia contra talleres Citroën Automóviles Insulares

Os traemos calentita una Sentencia contra talleres Citroën, concretamente contra uno de los concesionarios que tienen en Tenerife – Automóviles Insulares S.A. -. Los que siguen habitualmente este blog saben que este tipo de asuntos no son los que habitualmente solemos publicar, pero entendemos que el asunto -ya lo verán- tiene su interés, y porque ¡Qué demonios! nos alegra haber podido solventar una situación injusta.

Antecedentes de la Sentencia contra talleres Citroën

Les pongo en situación. En junio de 2015 Carmen, nuestra cliente, lleva su coche a Automóviles Insulares, concesionario en Tenerife de Citroën, ya que el vehículo de su propiedad no acelera. Acepta el presupuesto que se le presenta y unos días después, cuando le avisan que la avería ya está reparada, abona los doscientos y pico euros de la reparación y retira el coche.

A los pocos días – menos de cincuenta kilómetros después- Carmen vuelve a llevar su coche a la Citroën, ya que continúa con la misma avería. El jefe de taller en persona se compromete a reparar el vehículo sin coste alguno, ya que se halla en garantía.

Pero van pasando los días primero, y luego las semanas, y el coche de nuestra clienta continúa en Automóviles Insulares sin que nadie lo repare. Ante las distintas llamadas de Carmen, el jefe de taller le va poniendo diferentes excusas para dilatar la entrega del vehículo reparado. Tal es la demora que finalmente la clienta ha de comprar otro coche, ya que no puede gastar más dinero en un vehículo de alquiler.

Y van pasando los meses, y finalmente a punto de cumplir el año desde que depositara su coche en el taller, a Carmen se le agota la paciencia y remite un burofax a Automóviles insulares exigiendo que se le entregue su vehículo. La respuesta de este concesionario de Talleres Citroën en Tenerife es fulminante: se conmina a la clienta a retirar el vehículo del taller, so pena de empezar a cobrarle pupilaje.

Amenaza cumplida

Carmen nos confesaba que no creía capaz al concesionario de llegar a ese punto: “me cobran una reparación que efectúan de manera deficiente, me tienen sin coche desde hace casi un año, y ¿encima pretenden que les pague pupilaje?. No creo que se atrevan”.

Se equivocaba. En enero de 2017 (año y medio desde que Carmen vio por última vez su coche) Automóviles Insulares presenta contra ella una demanda en la que piden que se dicte Sentencia por la que se la obligue a pagar 6.180 euros en concepto de pupilaje, más las cantidades que vencieran hasta la sentencia, así como a retirar el coche del taller, con imposición de costas e intereses.

La doctrina de las obligaciones recíprocas

Nos opusimos a la demanda alegando -como finalmente recogió la sentencia contra talleres Citroën- que nos hallábamos en el seno de lo que se conoce como obligaciones recíprocas. Dicho en pocas palabras, cuando dejamos nuestro coche en un taller se activan una serie de derechos y obligaciones por ambas partes. El cliente, por ejemplo, está obligado a pagar la factura y a retirar el vehículo cuando éste se halle reparado. Por su parte el taller se compromete, entre otras cosas, a reparar nuestro coche. La doctrina de las obligaciones recíprocas lo que viene a decir es que una de las partes no puede exigir a la otra que cumpla con su parte si ésta a su vez no ha hecho lo propio.

Por lo tanto debíamos demostrar que Automóviles Insulares no había cumplido con su obligación, por lo que en modo alguno podía exigir nada a Carmen. Conseguimos acreditar, pese a que el taller lo negó, que la segunda vez que el coche entró en las instalaciones de la Citroën lo hizo con la misma avería que la primera vez, y que por lo tanto estaba en garantía.

Por la demandante se aportó un perito a los efectos de acreditar que la pieza necesaria para reparar el coche de nuestra clienta ya se había dejado de fabricar, por lo que el vehículo ya no tenía arreglo posible.

La Sentencia contra Talleres Citroën

Entiende la Juzgadora, en plena concordancia con lo solicitado por este despacho, que Automóviles Insulares no cumplió con su obligación de reparar el vehículo de Carmen, que no atendió a lo estipulado por la garantía de la reparación, que demoró dar una solución a la clienta durante más de un año y que, en suma, no puede pretender reclamar nada a su clienta cuando no han cumplido con sus obligaciones.

Por tanto, declara la sentencia resuelto el contrato, ya que el coche es irreparable, y condena a talleres Citroën a devolver a Carmen el dinero que les abonó por la reparación que no se efectuó de forma satisfactoria.

Un par de reflexiones

Pese a que la clienta está más que contenta con la sentencia, ya que para ella este asunto era más que una cuestión de dinero, se me antoja incluso poco castigo la devolución de la factura abonada para el vía crucis que Automóviles Insulares en Tenerife le hizo pasar.

Personalmente puedo entender que una reparación no sea satisfactoria -como abogado soy el primero que se puede equivocar- y que al tratar de reparar en fase de garantía el coche, en el taller se den cuenta de que la pieza realmente dañada ya no se fabrica. A partir de aquí, la mínima profesionalidad exigible -y más para un concesionario de una firma tan importante como Citroën- entrañaría contactar con la clienta, explicarle la situación, reembolsarle la factura abonada y ponerse a su servicio respecto a qué hacer con el vehículo. Antes bien, este taller decidió dar largas a su cliente -ignoro si por ver si se acababa cansando- retener lo cobrado por una reparación mal hecha y, con unos arrestos dignos de mejor causa, pretender finalmente cobrar más de SEIS MIL EUROS por el pupilaje de un coche que no han sabido arreglar.

Por suerte, y aunque a veces hasta los más creyentes dudemos, existe la justicia.

Les dejo a continuación en pdf esta sentencia contra talleres Citroën. ¡Hasta pronto!

 

 

Suscríbete al blog por correo electrónico

Introduce tu correo electrónico para suscribirte a este blog y recibir avisos de nuevas entradas.