La compañía de seguros no entrega el peritaje al asegurado

Mi seguro no me da mi peritaje, ¿qué hago?

Sea directamente al cliente o a su abogado, empiezan a abundar los casos en que la compañía de seguros no entrega el peritaje al asegurado ¿qué cabe hacer?

La compañía de seguros no entrega el peritaje al asegurado

Ya no se pueden considerar una anomalía los casos en que la compañía de seguros no entrega el peritaje del vehículo al asegurado. De hecho, pareciera que se han puesto de acuerdo todas las aseguradoras al respecto, porque lo que antes era un acto de casi obligada colaboración se ha convertido hoy en día en algo excepcional.

Para centrar la cuestión les expongo el último caso al que hemos asistido en FM Abogados. Una cliente asegurada en Allianz tiene un accidente en el que resulta con daños materiales y lesiones nos encarga la reclamación de indemnización por estas últimas. Siguiendo el protocolo que utilizamos desde que empezamos a tener problemas con Axa, no enviamos la designa hasta que la clienta no está dada de alta en rehabilitación, a fin de evitar que el hecho de designar un abogado privado se traduzca en que ésta le sea suspendida. La sorpresa viene cuando al remitir la designa nos llama la clienta diciendo que Allianz se niega a reclamarle los daños del coche por intervenir un letrado privado. Pese a que en la designa queda claro que sólo nos designa para la reclamación de lesiones, alega la compañía que al intervenir más de dos vehículos no aplican convenio, por lo que nos ocupemos nosotros. Finalmente y para no dejar a la clienta colgada decidimos asumir la reclamación de los daños materiales, para lo cual solicitamos a Allianz que nos remita el informe pericial que su perito hizo respecto del coche de nuestra común cliente a los efectos de que la aseguradora contraria nos pague la cantidad pactada con el taller, petición ante la cual nos topamos con que la compañía de seguros no entrega el peritaje del vehículo ni a su asegurada ni a los abogados de la misma.

La excusa para no entregarlo, en este caso y en los precedentes del mismo tipo, es que al hacerlo se vulneraría la ley de protección de datos, lo cual a nadie se le escapará que es una solemne tontería, por cuanto el documento en sí es una valoración de los daños efectuados al vehículo del propio solicitante, por lo que entregarle el mismo no puede ser más irregular que hacerle entrega a un enfermo de su informe de urgencias.

El problema que subyace aquí, una vez más, es el de exterminar a los abogados privados, que nos hemos ido convirtiendo en el único cuerpo extraño que impide a las aseguradoras atrapar a los accidentados en su círculo (centros de rehabilitación afectos, peritos médicos de las aseguradoras, convenios entre compañías, etc), aún a riesgo de dejar en la indefensión a su cliente.

¿Qué se puede hacer si la compañía de seguros no entrega el peritaje al asegurado?

En principio tenemos dos opciones, y como a priori es difícil saber cuál de las dos solucionará el problema antes recomiendo utilizarlas a la vez.

Por un lado, si la compañía de seguros no entrega el peritaje al asegurado, lo que procede es reclamar frente a la misma, ya que como clientes tenemos derecho a una copia del informe de valoración de nuestro vehículo. En ese sentido, todas las aseguradoas cuentan con un departamento llamado “Defensor del asegurado”, que suele tener una dirección postal y un correo electrónico. El primer paso es remitir una queja a dicho defensor, exponiendo el problema y solicitando el peritaje. Lo más normal es que el defensor, que sabe quién le paga, se alinee con la aseguradora (suelen tener un plazo máximo de dos meses para contestar). Con esa negativa podemos elevar la queja a la Dirección General de Seguros tal como explicamos en su momento. En la mayoría de casos conseguiremos que nos acaben entregando el informe.

Pero por si acaso el plan A sale mal, y en cualquier caso porque éste suele implicar una demora de tiempo considerable, paralelamente seria bueno contactar directamente con la compañía de seguros del culpable del accidente y pedirles que pase uno de sus peritos para valorar el coche. Como en última instancia el seguro contrario sabe que le tocará pagar el vehículo, y que hasta que no lo haga no se aceptará oferta alguna por las lesiones, suelen acceder sin mayor problema.

En el caso del ejemplo -lo que demuestra hasta qué punto queda patente la mala fe de Allíanz- la compañía contraria (esto me lo ha dicho un pajarito) lo que hizo fue llamar al tramitador que nos negó el peritaje para pedirle una copia del mismo y evitar gastarse el dinero en un informe nuevo. En menos de un cuarto de hora estaba en la bandeja de entrada de la otra aseguradora.

¿Has sufrido un accidente de tráfico en Canarias?

Confía en FM Abogados. Mayor indemnización. Perito propio. Cobramos cuando cobras.