Derecho a coche de sustitución por accidente de tráfico

Todo lo que debe saber sobre su derecho a coche de sustitución

¿Tengo derecho a coche de sustitución por accidente de tráfico? Todo lo que debe saber para reclamar frente a la compañía de seguros sus derechos

derecho a coche de sustitución por accidente de tráfico

El derecho a coche de sustitución por accidente de tráfico es una de esas cuestiones sobre la que existe una gran confusión entre los ciudadanos. Ni que decir tiene que las compañías de seguros contribuyen activamente a que sus asegurados crean tener unos derechos que en realidad no tienen, y de ahí las sorpresas y enfados cuando las víctimas de un siniestro toman conciencia de la cruda realidad.

Vamos a intentar explicarle de una manera sencilla en qué consiste el derecho a coche de sustitución por accidente de tráfico, y qué requisitos debemos cumplir para poder obtener dicho vehículo.

Es necesario, como paso previo, distinguir entre aquellos supuestos en que tengamos derecho a vehículo de sustitución por haberlo contratado en nuestra póliza de seguros, y aquéllos en que no tenemos esta cobertura contratada pero pretendemos ejercitarla frente a la aseguradora del culpable del accidente de tráfico.

Derecho a coche de sustitución por accidente contratado en póliza

Si hemos concertado con nuestro seguro la garantía de vehículo de sustitución, ésta entrará en vigor con independencia de que la culpa del accidente sea nuestra. Quedarán excluídos, eso sí, accidentes no amparados en póliza, como los sufridos por un conductor que no reúne los requisitos (normalmente por ser menor de veinticinco años o tener menos de dos de antigüedad de carnet), o que haya dado positivo en la prueba de detección de alcohol o drogas, etc.

Conviene mirar la letra pequeña de nuestra póliza de seguros, ya que lo que la ciudadanía no suele saber es que en la mayoría de casos el derecho a coche de sustitución por accidente de tráfico sólo cabe durante el tiempo en que nuestro vehículo está siendo reparado. Esto es, el plazo para tener derecho al mismo no empieza cuando nuestro coche entra en el taller, sino cuando inician los trabajos de reparación. Así, si por ejemplo es necesario pedir una pieza, o si el mecánico tiene que acabar antes otros trabajos, no podremos acceder a vehículo alguno.

Derecho a vehículo de sustitución frente al seguro responsable

Si no tiene contratada esta garantía en su póliza, pero sufre un accidente de tráfico con culpa de un tercero, cabría en determinados supuestos que se reclamara el importe de un coche de sustitución frente a la aseguradora del responsable del siniestro.

Me gustaría hacer hincapié en que he dicho “reclamar el importe” y no “reclamar un vehículo”. Esto es, dado que el derecho a coche de sustitución por accidente de tráfico en este caso no nos viene dado por póliza, sino en virtud de una responsabilidad extracontractual más una serie de requisitos en los que a continuación entraremos, en todo caso deberá el accidentado adelantar los gastos del vehículo y luego reclamarlos al seguro.

¿Y qué requisitos son esos? Obviamente, en primer lugar será necesario que la culpa recaiga sobre el conductor del otro vehículo. Luego deberemos acreditar el tiempo que el coche de nuestra propiedad ha estado en el taller, con el oportuno certificado de entrada y salida. Curiosamente, así como en el supuesto anterior la póliza circunscribe la garantía al tiempo en que se esté trabajando en nuestro vehículo, si la reclamación es frente a un tercero y habida cuenta de que ésta no se basa en un contrato firmado por nosotros, cabría la posibilidad de reclamar por todo el periodo en que el coche está en el taller, siempre que no se aprecie mala fe o demoras injustificables por nuestra parte.

Vale, pero el requisito más importante y más difícil de cumplir para tener derecho a coche de sustitución por accidente de tráfico frente al seguro responsable es que deberemos acreditar que el vehículo nos resulta impresdindible para nuestro trabajo o día a día. Y hemos de entender lo de “imprescindible” en el sentido más estricto. Por ejemplo, para un repartidor es imprescindible contar con un vehículo. Para un comercial, ya es posible entrar en discusiones. Para alguien que meramente usa su coche para ir al trabajo -salvo que no exista posibilidad de acudir al mismo por otro medio- será muy difícil reclamar un vehículo de sustitución por esta vía.

¿Has sufrido un accidente de tráfico en Canarias?

Confía en FM Abogados. Mayor indemnización. Perito propio. Cobramos cuando cobras.