Futura reforma del Código Penal para accidentes de tráfico

Futura reforma del Código Penal para accidentes de tráfico


La menguante reforma del Código Penal

Le explicamos en qué quedará finalmente la futura reforma del código penal respecto a las lesiones sufridas en accidentes de tráfico

Me alegraba la mañana hace poco el compañero de FM Abogados en las Palmas Oliver Marrero al alertarme sobre la previsible reforma del Código Penal que en materia de accidentes de tráfico con resultado de lesiones se estaba fraguando. Acompañaba a su mail un enlace de EuropaPress en que se recogía una proposición no de ley presentada en febrero de este año por el grupo socialista. La misma abogaba en esencia por recuperar los juicios de faltas -o una figura similar- respecto de las imprudencias leves que conllevaran lesiones de terceros en accidentes de tráfico. Se buscaba con esta proposición que “las víctimas tuviera acceso a la tutela judicial efectiva” y dejaran de sufrir los abusos que desde la despenalización de los accidentes vienen llevándose a cabo por las aseguradoras de forma constante, y que a su vez fueron denunciados por las mismas fechas ante el Congreso por la Asociación de Víctimas.

Buscando la reforma del Código Penal

La verdad es que esta iniciativa parlamentaria se me había pasado por alto, lo cual no es del todo extraño si comprobamos -como yo he hecho para preparar este artículo- que sólo un par de medios se hicieron eco de esta posible reforma del Código Penal. Esta escasa exposición mediática, empero, no pudo turbar el optimismo que sentí -incauto de mí- ante la lectura del artículo de prensa. Y es que esta iniciativa -al parecer- había alcanzado un acuerdo mayoritario de las fuerzas políticas y hasta el PP -causante de la despenalización de los accidentes de tráfico- reconocía su error y el portavoz popular, Pablo Matos, llegó a afirmar que “es verdad que en esas faltas se sacaron del derecho penal en general, pero quizá no había que haber sacado las relacionadas con la circulacion”, añadiendo que “es bueno rectificar en algunas cuestiones”.

Así, con el corazón henchido por la esperanza, acudí a la web del Congreso. Y posiblemente se deba a mi torpeza, pero no conseguí encontrar la proposición no de ley a que hacía referencia el artículo (si algún lector la encuentra, huelga decir que se lo agradeceré con todo el alma). En su lugar me topé con una proposición efectuada por el Grupo Popular, cuya ficha de tramitación podemos encontrar aquí.

Esta propuesta, tomada en consideración por abrumadora mayoría, sí que ha tenido una repercusión en los medios de comunicación inversamente proporcional al calado de la reforma que propone.

Endurecimiento de penas por fallecidos y punición del abandono del lugar de los hechos

La propuesta del grupo popular, en esencia, se limita a incrementar las penas en supuestos de pluralidad de victimas, delimita los criterios de responabilidad e introduce unas penas ejemplarizantes para el caso de que los responsables de los accidentes de tráfico donde se presuma la existencia de heridos graves abandonen el lugar de los hechos.

Es en suma una reforma del Código Penal puramente cosmética y diríase que más a modo de reacción frente a repuntes en las estadísticas y en la atención mediática de algunos siniestros -como es el caso de los atropellos a ciclistas- pero que -sin desdeñarla- en absoluto encara el problema principal de las víctimas de accidentes.

Donde dije digo….

Pero lo que realmente nos ha hecho jurar en arameo a los miembros de FM Abogados Accidente de Tráfico ha sido la intervención del diputado del PP, señor Pablo Matos Mascareño (sí, sí, ese del que leíamos hace unos párrafos que opinaba que los juicios de faltas no debieron sacarse del Código Penal). Lean y lloren:

Señorías, en los debates celebrados tanto en Pleno como en Comisión sobre la necesaria reforma del Código Penal en este tipo de accidentes, algunos de los portavoces de los grupos parlamentarios han planteado la necesidad de volver a incorporar al Código Penal las faltas por imprudencia leve que fueron derogadas en la reforma aprobada en 2015. Esta misma propuesta también ha sido formulada por la plataforma «Por una ley justa». Como recordarán, el derogado apartado 2 del artículo 621 establecía, para
los que por imprudencia leve causaran la muerte de otra persona, una multa de uno a dos meses. He estado revisando jurisprudencia tanto de las audiencias como del Tribunal Supremo y la pena de multa más habitual es la de 6 euros al día, es decir, en el caso de dos meses, podría alcanzar los 360 euros.
Estoy seguro de que esta propuesta de volver a incluir en el Código Penal el tipo de la imprudencia leve no se debe ni a que se considere que la imprudencia leve sea acreedora de reproche penal —me consta que todos los grupos de esta Cámara comparten el principio de la intervención mínima del derecho penal— ni tampoco se debe al castigo, como he dicho, una multa de escasa cuantía. Se debe —así lo creo— al convencimiento de que el proceso penal se considera más eficaz, más seguro, más garantista, más rápido y más barato al objeto de fijar las correspondientes indemnizaciones que el proceso civil. Señorías, estoy absolutamente convencido, si dejamos a un lado el debate partidista, que todos ustedes comparten conmigo que no se debe incorporar a nuestro Código Penal una conducta solo y exclusivamente con el fin de ofrecer al afectado, a la víctima, un procedimiento judicial ágil, eficaz, seguro, garantista y económico. Sin duda alguna, las víctimas de un accidente de tráfico y sus familias precisan de toda nuestra protección, de la plena tutela judicial efectiva que les reconoce nuestra Constitución; por ello, sin duda alguna, hay que poner a su disposición un proceso civil igual de ágil, eficaz, seguro, garantista y económico que el proceso penal, y se podrá trabajar sobre ello en el momento y con la norma oportuna, que creemos que no es la reforma del Código Penal.
¿Qué ha pasado aquí? ¿Cómo es posible que la misma persona cambie su criterio en cuatro meses? ¿En verdad prefiere el señor diputado -que es además abogado- que persista la situación de desprotección de las víctimas ante el abuso de las aseguradoras a no vulnerar el principio de intervención mínima del derecho penal? ¿Piensa realmente el Partido Popular dotar algún día a las víctimas de accidentes de tráfico de esas “faltas civiles” de las que se viene hablando desde hace casi dos años, o meramente se trata de poner palos en las ruedas a garantizar los derechos de los ciudadanos mediante una reforma del código penal -aunque sea provisional hasta la instauración de dicha figura- y seguir manteniendo este tablero de juego que tanto les gusta a los lobbys aseguradores?

Suscríbete al blog por correo electrónico

Introduce tu correo electrónico para suscribirte a este blog y recibir notificaciones de nuevas entradas.

 
accidente de tráfico en tenerife