• Elena

    ¡Buenos días!
    Un par de preguntas:
    – Para el caso de que mi perro resulte con lesiones, y tenga derecho a que me reembolsen los gastos sanitarios, ¿dónde se encuentra su justificación?, ¿en reponer la “cosa” al estado primitivo?

    Porque, si fuera por entender que el animal no se “cosifica”, ¿podríamos acudir a la L35/2015?

    En tal caso, si muere mi perro aunque se “cosifique”, ¿no podrían entenderse incluidos en la indemnización mis gastos de psicólogo, como dueña, por el trauma que me ha supuesto su pérdida? Porque el seguro del vehículo responsable cubrirá mis gastos, como tercera perjudicada, materiales y personales… (aunque es cierto que los gastos psicológicos se incluyen en el baremo para familiares de fallecidos o grandes lesionados, pero el perro no recibiría esta consideración de fallecido, para estos efectos, ¿o sí?)

    Muchísimas gracias por el artículo. ¡Muy interesante plantear este tema!

    • Buenos días, Elena
      Por desgracia, a la primera pregunta tengo que responder afirmativamente. En nuestro sistema jurídico, aunque ya empieza a haber alguna iniciativa tendente a ubicar las mascotas en un status de derechos al menos superiores a los de un canapé, sigue pensándose en los animales como en objetos “peculiares”, pero objetos al fin y al cabo, que ni se conciben al margen de un dueño humano ni tienen más valor que el que les pueda otorgar el mercado.
      En esa concepción simplista, como te digo, efectivamente se equiparan los gastos sanitarios a los intentos – exitosos o no- de reponer la cosa a su estado anterior al accidente.
      Obviamente -de nuevo por desgracia- ni es factible utilizar por analogía la ley 35/15, ni -salvo que topes con un juez especialmente sensibilizado- podrás obtener por la vía de los daños morales mayor indemnización que (con perdón) la que le corresponda al orgulloso dueño de un descapotable que ha sido declarado siniestro total.
      Al igual que tú, tengo un perro que lleva conmigo más de diez años, y me resultaría frustrante (por no utilizar términos malsonantes) que se me quisiera compensar por su pérdida con el dinero que en su día me costó en la tienda.
      Un saludo.

  • Elena

    Es una pena…..a ver si evolucionamos un poquito más, que las reformas legislativas están para algo.

    Muchísimas gracias por tu pronta respuesta.

    ¡Buen fin de semana!